Historia

Huayacocotla

“Lugar de Grandes Ocotes”

Huayacocotla Proviene proveniente de los vocablos de origen Náhuatl “Hueye“, Grande y  ”Ocotl“, Ocote(Pino). Hueye – Ocotl, lo que se traduce como “Lugar de los Grandes Ocotes”.

Los primeros habitantes fueron de origen Huasteco o Huaxteca, quienes estaban emparentados con los mayas y quedaron aislados durante siglos hasta que al final del horizonte clásico, de 600 a 700 D.C. pudieron establecer un intercambio importante con los pueblos mesoamericanos, por lo que su arquitectura y escultura experimentaron una notable evolución.

La llegada de los españoles fue en 1550 cuando el Conde de Regla con la ambición de acrecentar su imperio, y teniendo conocimiento del lugar, envió al Prior del convento de Atotonilco Fray Alonso de Borja Monje de la orden de los Agustinos a evangelizar a los pobladores quien dándose cuenta de la hospitalidad y buena voluntad de éstos por conocer la nueva religión, inició la construcción del Templo que es el orgullo de toda la región pues no hay otro igual en esta zona; éste se empezó a construir en 1565 bajo la supervisión de otro fraile Agustino llamado Fray Juan Pérez; durante su construcción se registraron sucesos epidemiológicos que hicieron suspender su construcción y fue hasta el año de 1673 cuando se concluyó.

En 1565 existían aproximadamete 2000 tributarios en Huayacocotla. Las epidemias y las guerras fueron constantes y por esa razón en 1640 hubo movilizaciones a Chicontepec y al pueblo de Tutotepec (actualmente en el Estado de Hidalgo).

En su época de esplendor colonial, varios nobles españoles entre los que se incluía el Conde de Vaquerías, trataron de adueñarse de Huayacocotla, sin embargo era el Conde de Regla quien cobraba el impuesto de la alcabala (tributo fiscal) a todos aquellos que transportaban mercancías a la nueva España por medio de numerosas recuas de mulas; fue así como en Huayacocotla se empezaron a avecindar ricas familias de Españoles atraídos por sus riquezas Naturales y cercanía con la Nueva España.

Se inició la industrialización de la resina de los pinos, se establecieron grandes y prestigiados sastres, aprovechándo la necesidad de los ricos alcabaleros y dueños de grandes mesones que albergaban las recuas de bestias de carga, también había artesanos que labraban la cantera para los pilares de las casas y desde luego comerciantes que utilizaban el trueque para lograr sus grandes ganancias.

En esta etapa la distinción de clases sociales era muy marcada, pues a los indígenas se les trataba con mucha indiferencia, y aún en la actualidad se escuchan a personas de edad avanzada refiriéndose a los indígenas como “gente sin razón”; en reuniones o fiestas no permitían que entrara aquel que no estuviese debidamente vestido; las viviendas se construían con paredes de morillos Parque y Templo Parroquial a principios del siglo XX Calle principal 1939 gruesos, colocándose unos sobre otros y aplicándoseles lodo mezclado con hierba, que al secarse se convertía en una pared térmica tanto del calor como de los fríos del invierno; los techos eran de dos aguas a una altura que sobrepasaba los 2.50 metros, cubiertos por madera llamada tablón o tejamanil; entre las vigas que formaban el armazón y la punta del techo existía un hueco que utilizaban para guardar el maíz o semillas que cosechaban. Por decreto de 1875 se erigió como municipio al pueblo de Zacualpan, segregándolo de Huayacocotla.

En 1877 la cabecera del cantón de Chicontepec, se traslada a Huayacocotla. Por decreto No. 26 de fecha 27 de Mayo de 1881, el pueblo de Huayacocotla adquirió la categoría de Villa.

El comercio y en baja escala la ganadería de clase lanar y porcina, fueron sostén de la economía de este municipio.

En 1946 se expande la producción de manzano y pera selectos que le dan fama en la región. En1948 se inició la explotación de la madera de manera indiscrimada y sin control, al grado de acabar con grabdes extensiones de bosque.

1975 fue la fecha en que el Instituto Nacional Indigenista crea el Centro Coordinador Indigenista, para dar a tención a la población nahua con acciones de infraestructura, salud, educación, proyectos productivos, comercialización, justicia, cultura y capacitación.

El 29 de septiembre de1979, por decreto No 394, se determina la composición edilicia del ayuntamiento de Huayacocotla del municipio del mismo nombre; el decreto 101, del 3 de marzo de 1982, dicta que para el trienio 1982-1985 el municipio de Huayacocotla se integrará de un Presidente, un Síndico Único y dos Regidores.

Actualmente la economía de Huayacocotla se basa en la explotación sustentable de sus recursos naturales, siguiendo un adecuado plan de manejo; consolidando a esta actividad económica como la más importante del municipio, junto con la explotación del caolín.